De los cuatro a los seis meses / Evolución del cachorro

Hacia las 18 semanas el cachorro empieza a perder los primeros dientes de leche y aparece la dentición permanente. Este proceso marca definitivamente el final de la infancia propiamente dicha. El perro experimenta sin cesar diferentes conductas sociales, y tal vez incluso empiece a ensayar comportamientos sexuales, intentando montar cojines, otros animales o seres humanos. Puede también entablar juegos competitivos destinados a averiguar cuál es el perro dominante. Por medio del juego aprende a comunicar sus sentimientos y también a asumir (y a averiguar) su propio status social.

Hacia las 20 semanas todavía continúa el recambio de dientes de leche que puede resultar molesto y doloroso. Es posible que el perro sienta un deseo irresistible de mordisquear, intentando aliviar así la tensión en sus encías. Es conveniente proporcionarle abundantes juguetes y mordedores para evitar que rompa cualquier otra cosa.

A esta edad ya no debería tener problemas para orinar y defecar donde se le indicó. Nuestro cachorro ya casi tiene su tamaño adulto y el cachorro adquiere la mitad de su peso adulto. Durante este período debes enseñarle también todo lo referente a hábitos de higiene, como baños, cepillado, revisada de orejas, corte de uñas, etc. Aunque tú no hagas estas tareas, acostúmbralo tocando estas partes con frecuencia para que se habitúe.

Hacia los 6 meses es la época que los cachorros empiezan a madurar sexualmente y pueden alcanzar la pubertad. El adiestramiento básico puede empezar. A esta edad, las hembras pueden presentar su primer celo. Puede ser una época de tanteo entre el cachorro y su propietario, ya que las relaciones sociales se replanteen por completo. Algunas hembras pueden sufrir cambios repentinos de humor antes, durante o después del celo. Los machos suelen empezar a levantar la pata para orinar. Lo hacen para delimitar su territorio y para enviar a los otros perros información cifrada en señales olfativas sobre su situación social y sexual.

En este periodo, nuestro cachorro experimenta importantes cambios físicos, y puede que  le veamos un aspecto algo desproporcionado, cosa normal debido al crecimiento de su estructura osea y muscular. Es importante que coman alimentos completos y de calidad para que su crecimiento no se vea comprometido.

error: Content is protected !!
es_ES
en_GB ca es_ES