Shiba VS. Akita - Hayato Kumi

El noble Shiba y el Real Akita (para la revista I NS CANI)

por Dr. Elettra Grassi



Uno de los tópicos que más molesta es el que describe "el shiba como un pequeño Akita". No es por ser quisquillosos, quizás un poco, y no hay peligro de una crisis de identidad, el ego del shiba y el shibista tiende a ser desmedido. Pero es verdad que este tópico crea una fuerte y errada imagen de ambas razas. Lo más irritante es que esta "visión" de las dos razas es puramente del sur de Europa. Cuando se preguntó a uno de los líderes del “Shibismo” en Europa, en los paises nórdicos, como se había resuelto este problema la respuesta fue de total incredulidad: "pero realmente algunas personas piensan esto!?" Si Sucede.

Siendo el Shiba una raza en crecimiento, empieza a sentirse la necesidad de una confrontación entre las 2 razas, aquella históricamente arraigada y aquella "nueva" (shiba). Es cierto que la necesidad de hablar desde la óptica del Akita es probablemente menor,[ya que Italia siempre ha sido una país líder de la raza en occidente]*(en general el Akita se encuentra mejor arraigado también en España que el Shiba, prueba de ello el número de personas dedicadas a la cría de una y otra raza). Tanto históricamente como morfológicamente como genéticamente el Shiba y el Akita son incompatibles. Incluso las funciones definidas en los estándares son diferentes y muy lejanas: el Akita es más un “perro de trabajo“, el Shiba “es un perro de caza” como todas las otras razas autóctonas. El Shiba es la raza más antigua de Asia, el Akita japonés la raza nativa japonesa más reciente.

El Shiba es la raza que menos ha cambiado desde la glaciación hasta hoy en día, así como otros nativos (Shikoku, Kyushu, etc.), el Akita tuvo una historia reciente agitada y compleja llena de muchos "acontecimientos". El tipo del Shiba llegó a nosotros a través de un trabajo de conservación pura. El tipo del Akita es el producto de las vicisitudes y las decisiones adoptadas en la historia reciente.

Shiba Inu vs Akita Inu

Genéticamente son las 2 razas nativas más distantes. Por ejemplo, el único color que Akita y Shiba tienen en común es el rojo. No existe el negro ni el gen Tan en el Akita, así como no existe el atigrado en el shiba. Incluso el blanco en las dos razas es diferente: el Shiba no es blanco; solamente la línea roja se ha diluido por la fusión con el urajiro. A menudo el Shiba "crema", como se ha definido correctamente en el extranjero, tiene orejas de color rojizos y no falta nunca la pigmentación negra bien desarrollada. El shiba “crema” es en realidad genéticamente rojo. El akita es realmente blanco sólido.

La morfología es profundamente diferente. La cabeza del Shiba es un juego de líneas continuas y limpias. La cabeza del Akita por el contrario, consiste en líneas rotas y marcadas. La cabeza del Akita tiene perfiles y proporciones más cortas, aunque siempre mesocéfalo *[cráneo de proporciones intermedias entre braquicéfalo (cráneo aplanado) y dolicocefalia (cráneo alargado, de figura muy oval)]. La cabeza del shiba tiene una tendencia claramente “lupoide”, con líneas alargadas, limpia y continuas. La cabeza del shiba inu es un juego de triángulos: cabeza triangular vista desde arriba, triangular con fuerte inclinación del ojo, triangular también la amplia frente plana. El ojo de la akita es más frontal que en el Shiba, que en su lugar son más grandes y inclinados. La oreja del Shiba, estando referenciadas a la inclinación del ojo, son más altas y pequeñas.

La punta de la nariz del akita tiene una sección que tiende a ser cuadrada, mientras el shiba tiene un hocico completo y redondeado bajo la trufa. El cuello del Akita es más potente y corto. El akita tiene un centro de gravedad mucho más alto que el shiba. La relación codo- tierra es claramente mayor que la de la cruz-codo. El shiba puede tender a 1:1. El tronco del shiba tiene una forma mas alargada. Del shiba se dice: “tronco largo, riñón corto”. El akita ha aumentado de manera importante las proporciones generales del tronco. La línea superior de la shiba es perfectamente paralela a la línea del horizonte. El akita tiene la dorsal contra inclinada que remonta a la cruz. La caja torácica del shiba es elíptica con forma de “huevo”.

El Akita tiende a ser más plano y de “un paso más breve”. El shiba es más angulado que el akita. El movimiento del shiba tiene un fuerte agarre sobre el terreno y recuerda un 4x4, un “traccion a las 4 patas”. El cuello en movimiento se inclina de 45-55 grados, la cabeza tiende hacia adelante como la de un buen sabueso. El Balanceo de la figura del shiba se lleva a cabo para la caza de altura, acantilados, terreno escarpado y el bosque. La estructura es elástica y sólida de buen saltador. Por tanto, no puede ser nunca pesada. A menudo el Shiba de buena selección de jóven parece un poco “flaco”. En movimiento, en el shiba, la dorsal mantiene el paralelismo con el horizonte. El rango de movimiento es medio, nunca demasiado abierto y volante, ni rígida y corta. Es un movimiento brillante y elegante. El movimiento del Akita es una marcha de tracción trasera con movimiento "trepador"

El aspecto general del shiba es de exrema naturaleza, la apariencia, las proporciones, el tipo es el de un perro ancestral, pequeño depredador de la montaña boscosa. El akita expresa austeridad e impone su propia presencia. La expresión del akita es de hierática dignidad y distanciamiento. El shiba tiene una expresión arrogante aunque no presuntuosa, los ojos transmiten ímpetu y astucia. Si el akita expresa siempre majestuosidad austera, el shiba expresa siembre pura, sencilla y noble elegancia.

Comentario a las fotos

1. Movimiento
Imagen A - Akita Imagen B - Shiba

El Desarrollo y movimiento son diferentes, como diferente es el tipo y los estilos expresados en las 2 razas. El porte de la cabeza en el akita es alto. El akita también en movimiento afronta lo extraño , caminando con un fuerte impacto frontal. El shiba tiende la cabeza en busca de la emanación del medio silvestre. Encontrada la pista, inmediatamente bajará la cabeza para seguir mejor la pista, similar a los sabuesos occidentales. La cabeza bien alta en el shiba es una anomalía a menudo manipulada por el estilo del Handling en relación con las exposiciones.

La línea superior en el akita es ligeramente contrainclinada: desde la punta de la cadera, ligeramente sobreelevada, a la cruz en marcha no es perfectamente paralelo a la línea del horizonte. La línea superior de shiba permanece plana y en línea con el horizonte. El tronco en el shiba se abre durante el movimiento. El tronco en el Akita permanece compacto. Por lo tanto, el alcance de las patas delanteras como la parte trasera es mayor en el shiba. El movimiento de akita, toma velocidad y regularidad en la distancia con un crecimiento lento potencia. Es un movimiento de resistencia y fuerte regularidad. El Shiba es inmediatamente regular en el movimiento que desprende elasticidad y eficiencia en el repentino cambio de dirección. Tiene un fuerte agarre sobre el terreno

2. Cabeza
Imagen A - Akita Imagen B - Shiba

Son Evidentes la líneas rotas del Akita y continuas del Shiba, sobre todo a la altura de la arcada cigomática. Ojos más pequeños y menos inclinados, mayor stop y posición más sub frontal en el akita. El diseño en el shiba del ojo es de un triangulo escaleno, bien evidente debe ser la diferencia en los lados. Siendo el ojo más grande en el Shiba y es más frecuente el defecto grave del ojo mal diseñado o redondo. Orejas más distanciadas y inclinada en el akita, en el shiba orejas mas erguidas y con posición más alta. Una frente insuficiente en el shiba lleva a una cabeza “lupina”. Mejillas más amplias y redondeadas en el akita, en el shiba siguen siendo juegos de triángulos. Mejillas un poco hacia fuera de los perfiles del cuello.

Síguenos