Vivir con un Shiba Inu - Hayato Kumi

Vivir con un Shiba Inu


En Japón, el Shiba inu es muy popular. Se le encuentra tanto en la ciudad como en el campo. Adaptable, se acomoda a la vida de sus dueños. Está deacuerdo en todo mientras le demuestren afecto y simpatía y que lo cuiden con amor y repeto. En Europa es todavía un perro raro de encontrar. De una calma olímpica no es en absoluto un perro nervioso, que ladra o gruñe a la primera ocasión. Un compañero como él descansa el oído e incluso incita a los que le rodean a hablar más bajo. Además. el shiba inu posee un aspecto filosófico, reflexivo que invita a la serenidad. Su bella cabeza inteligente que se inclina ligeramente hacia un lado con aire soñador, la profunda mirada de sus ojos almendrados, seducen y transportan hacia un universo muy particular. Un universo lleno de misterio.
Juego

Detrás de la puerta, el shiba inu se porta maravillosamente bién. Siempre alerta, seguro de sí mismo, no deja entrar a nadie. Nada le impresiona. No es un perro que se refugia entre las piernas de su dueño cuando un desconocido entra en casa. Por el contrario le planta cara e incluso puede comportarse de manera muy valiente. Es capaz de enfrentarse a alquien mucho más fuerte que él.

En una casa, el shiba inu es muy discreto, su presencia apenas se nota. Es un perro de gran vida interior, no reclama obligatoriamente un gran jardín para divertirse. Acepta perfectamente las obligaciones del piso y de la ciudad. Por supuesto, si se le lleva al campo, se convierte en un perro totalmente diferente, un ágil deportista, una reminiscencia de las epocas en las que se dedicaba a la caza. En principio no tiene tendencia a fugarse, pero como todos los perros, debe pasar un pequeño aprendizaje para regresar cuanto se le llama. Si bien le gusta satisfacer a su propietario, no se trata de hacerle hacer cualquier cosa. Es impensable que un shiba inu lleve el periódico o las zapatillas a su dueño. Detesta este tipo de cosas. Cuando no está contento se va a su rincón. Si permanece más de una hora dándole la espalada, no existe ninguna duda, está enfadado.

Juego

En casa, sabe apreciar la comodidad del hogar, es un perro refinado, aprecia especialmente tener un colchón, alfombra y sobre todo tumbarse delante del fuego en invierno. No posee un temperamento celoso y le gustan los demás, tanto la gente como los perros. Hacerlo convivir con otros perros que no sean de su raza no representa un problema. Es reservado y a la vez juguetón sobre todo con los cachorros y los niños.

El Shiba Inu no es un perro que coma en exceso. No tiene tendencia a ser glotón ni a ser obeso. Come con moderación. Incluso puede dejarse la comida a su alcance. Para un adulto de unos 12 kilos de peso, sería suficiente unos 180gr. de carne diarios, acompañados de 90 g de arroz y 90 g de verdura junto con algún complemente alimenticio. Para que nuestro perro tenga una alimentación equilibrada sin carencias es recomendable que coma comida industrial. Si vive en un piso, puede tener calor y deshidratarse por lo que hay que comprobar que siempre tenga agua a su disposición.

Juego

Su apariencia nos recuerda a los perros primitivos y es tan robusto como ellos. No tiene ningún problema de salud específico. Cuando empieza a hacer frío, su manto se hace grueso para protegerlo, por lo que puede vivir en el exterior sin problemas.

Su pelo corto, áspero y espeso y un subpelo fino no necesitan ningún cuidado específico. Con un cepillado regularmente es más que suficiente para eliminar el pelo muerto. No necesita bañarlo con frecuencia, le horroriza observar suciedad en su bello manto y se acicala sólo cada día, como si de un gato se tratara.



SHIBA INU


DEBES SABER

  • Es un perro sociable,que acepta la vida en grupo

  • Se adapta perfectamente a vivir en la ciudad

  • No come mucho

  • Resistente al frio

  • Lo dificil con un shiba inu es conquistarlo, ya que tiene una pizca de desconfianza y se pregunta con quién está tratando. Tan pronto llegue a casa hay que demostrarle que puede confiar en nosotros.

  • Totalmente prohibido querer adiestrarlo, a un shiba se le educa, no se le adiestra.

  • Establecer unas buenas bases y mostrarse un poco autoritario, sobre todo al principio.

Síguenos