Shikoku vs. Shiba



El shiba y el Shikoku son dos razas muy diferentes, a pesar de lo que muchos puedan creer por su parecido. Un Shiba y Shikoku pueden aprender a vivir juntos en paz, pero por la experiencia propia y de otros propietarios que tienen un Shiba y Shikoku juntos no es una transición fácil. Los Shiba generalmente son perros muy reactivos y no les gusta que otros violen su espacio. Por otro lado los Shikoku en general son perros muy curiosos y les gusta ejercer presión sobre el espacio de otros perros. ¿El resultado? Un montón de conflictos iniciales. El Shiba se defiende, sobre una violación del espacio, y el Shikoku va a reaccionar a ese enfado, el Shiba se ofenderá y tratara de corregir su Shikoku, y entonces su Shikoku intentará y conseguira poner al Shiba en su lugar.

Si se trata de dos perros bien socializados, estos problemas iniciales no serán nada más que un montón de ruido y posturas. Pero si se trata de un perro muy reactivo o mal socializado, esos conflictos pueden escalar hasta convertirse en un verdadero problema. ¿Puede un Shiba y Shikoku vivir juntos? Por supuesto. En general, un Kai Ken es una opción mucho mejor para emparejar un Shiba, aunque como todas las razas, con buena sociabilización pueden convivi, jugar y disfrutar de la compañía.




Síguenos